Hoy en día, ser el dueño de un sitio web sin visitas es equivalente a tener un puesto de venta de

arena en el medio del desierto. Definitivamente no sirve, hagamos algo para remediarlo.

¡Pero no todo está perdido mi amigo! Lo que hay que encarar para corregir esta situación incomoda

es una profunda campaña con varios frentes de ataque. No hay nada que una buena estrategia de

marketing online no resuelva. Veamos:

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la popularidad de nuestro sitio
-Tal como nos dicta el Todopoderoso Google- está directamente relacionada con la cantidad de

enlaces o “links” entrantes hacia nuestro sitio. O sea, a mayor cantidad de otras webs que muestren

enlaces hacia la nuestra, mayor será el ranking de posicionamiento en el buscador Google, por ende

nuestra chance de figurar en los primeros puestos de las búsquedas es mayor.

A decir verdad, el conseguir este tipo de vínculos es uno de los factores decisivos para tener

éxito en nuestra tarea. Enfóquese en este sentido, y siga estos consejos que seguramente le

ayudarán en su camino a la cima.

1ro) Tenga presente que la calidad de enlaces es más importante que la cantidad. Conviene pues,

vincularse con sitios web de calidad y evitar aquellos de contenido pobre o de mala reputación (con

contenido censurable, no apto para menores o ilegal).
Otra cuestión importante es tratar de que los enlaces que se establezcan con otros sitios se

relacionen con la temática de su web. Vincular una página dedicada al Rugby con una de Cocina

Típica Centroamericana no es la combinación más adecuada.

2do) Sea sincero con sus visitantes. No los derive hacia páginas que no se relacionan con la

búsqueda que acaban de realizar. Por ejemplo, si usted escribe en el título de su página principal

“Conozca el secreto de la felicidad. Haga Clic Aquí!” y luego sus visitantes se encuentran con una

tienda de venta online de suplementos vitamínicos para orquídeas, lo más probable es que no solo no

vuelvan nunca más sino, que alguna persona ofendida incluso se queje de la maniobra poco ética.

3ro) La palabra clave es “Reciprocidad”. Yo agrego un link a su sitio, y usted hace lo mismo con el

mío. Simple y claro. El hecho de agregar el enlace previo al contacto con el administrador del

posible nuevo contacto, suele predisponer mejor a la otra persona para el intercambio. Implica

brindarle la confianza de decir “Yo ya hice mi trabajo y está a la vista, no tiene nada que perder

agregando un enlace a mi sitio pues el suyo está activo y funcionando”.

4to) ¿Tiene usted facilidad para la escritura? Si es así, tiene medio camino recorrido. Así como

usted está leyendo estos consejos sobre promoción web, usted podría escribir un artículo

interesante sobre alguna temática que domine y publicarla en los directorios de artículos, tal como

este. Muchos visitantes llegan interesados a leer lo que tenga para contar o enseñar, y una parte

de ellos querrá visitar su sitio (enlazado al final del articulo con una breve reseña biográfica)

para ahondar en el tema o simplemente por curiosidad. Muy buena estrategia por cierto.

Una campaña de intercambio de enlaces es un proceso lento y algo tedioso pero si se hace a

conciencia seguramente cosechará los beneficios en un plazo razonable. Manos a la obra entonces!

Artí­culos Gratis