Las máquinas de búsqueda, como Google, Yahoo, AllTheWeb, Teoma, Clusty, etc. son sistemas para ayudar a localizar información en la Web. Su funcionamiento es explicado en el artículo sobre buscadores en la Web, pero básicamente tienen tres etapas:

  1. Recolectan páginas desde la Web, usando un recolector o crawler para bajar páginas y explorar la Web de manera automática, para producir una colección, que es una copia de las páginas.

  2. Indexan la colección, asociando a cada página una serie de palabras clave que se usarán en la búsqueda, y pre-ordenando las páginas de acuerdo a un cierto criterio. Esto produce un índice.

  3. Cuando un usuario ingresa palabras clave, buscan en el índice y ordenan los resultados nuevamente en base en parte al orden que las páginas tienen en el índice (que es su calidad “absoluta”) y a las palabras buscadas (que es su calidad “relativa”).

Las máquinas de búsqueda son muy importantes hoy en día en la Web. La gran mayoría de los usuarios nuevos que llegan a un sitio lo hacen desde los resultados de una máquina de búsqueda. Dado que muchos webmasters o bloggers ocupan mucho tiempo y esfuerzo en crear sus Webs, se hace cada vez más importante aparecer en un buen lugar en estos buscadores. A continuación algunos consejos para lograrlo.

Articles 69052 Diagrama Buscadores

Contenido valioso

Voy a comenzar con lo principal: las máquinas de búsqueda lo único que hacen es intentar aproximar de manera automática un juicio de valor sobre las páginas que recolectan, y algunas son bastante buenas en ello. Tratar de construir una audiencia sólida no es solamente captar nuevos visitantes, sino también que los que te han visitado vuelvan, y sobre todo, que recomienden y enlacen al sitio.

Lo central es el contenido, que tengas:

  • Contenido original: no sólamente actuar como fuente secundaria de información, sino que también producir contenidos propios. Esto permite que hayan más búsquedas que entreguen páginas de tu sitio entre los resultados.

  • Identidad en términos de contenido: lo ideal es que tu sitio sea una colección amplia de contenidos sobre un tema delimitado. No importa lo extenso que sea el tema, aunque obviamente depende del esfuerzo que puedas dedicar a producir contenido en ese tema, pero sí importa que los visitantes reconozcan de qué se trata el sitio. Esto permite que cuando enlacen a tu sitio las descripciones que hagan otros usuarios de él sean coherentes.

  • Formatos apropiados: como actualmente es más difícil leer en línea, los textos tienen que ser más cortos, y si son más largos, entonces tienes que ayudar a los usuarios a imprimir las páginas para leerlas en papel. Además, no puedes usar formatos propietarios, cerrados, como Word o Excel para publicar en Internet, porque no son libres y muchos buscadores no los indexan.

  • Contenido actualizado: las necesidades de los usuarios, las palabras clave cambian. Las máquinas de búsqueda premian en los resultados a los sitios que tienen contenido actualizado más frecuentemente.

Además del contenido, tener un sitio usable, en el sentido de que no requiera mucho esfuerzo de tus usuarios navegar por tus menús u opciones, es muy importante también. Una gráfica atractiva, pero que esté siempre al servicio de que el sitio sea usable, también es importante. Hacer las cosas fáciles significa también no sobrecargar las páginas, en esta materia, menos es más.

Ser encontrable

La primera etapa de la búsqueda en la Web es, como mencionamos antes, la recolección de páginas. Si un buscador no puede recolectar las páginas de tu sitio, entonces obviamente no podrá indexarlas.

Los programas para recolección de páginas a veces (lamentablemente, muchas veces) no son capaces de recorrer todas las páginas de un sitio, los motivos principales son:

  • Usar exclusivamente Flash o Java: si en la portada de tu sitio usas Flash o Java para hacer una presentación, y al hacer click en la presentación se puede entrar a las páginas interiores, entonces tienes que considerar el caso de un recolector de páginas, que no puede hacer click y que normalmente sólo puede seguir enlaces de texto. Abajo de la presentación tienes que poner un enlace normal al resto del contenido.

  • Usar exclusivamente Javascript :algunos menús dinámicos para hacer efectos como por ejemplo abrir y cerrar carpetas, o mostrar sub-menús, pueden ser usados para la navegación siempre y cuando también proveas para los recolectores automáticos de enlaces normales también.

  • Página con formato incorrecto: los programas para navegar son por lo general muy tolerantes si cometes errores en la sintaxis del código HTML; la verificación de sintaxis es muy relajada. No son como los lenguajes de programación en que cuando cometes un error, entonces el programa no funciona. En el caso de las páginas Web, el navegador siempre intenta mostrar algo, y por lo tanto puede ser que aún cuando el código esté erróneo, la página se despliegue. Por otra parte, una página con código HTML erróneo puede causarle problemas a los recolectores de páginas. Para evitarlos puedes usar el servicio de validación del W3C para ver si una página está correctamente escrita.

Si tienes una página Web desde hace tiempo y la haz enviado a un buscador, entonces para ver si la página esta indexada, prueba a poner la dirección de la página en la caja de búsqueda; si la página ya ha sido recorrida, aparecerá un mensaje con información sobre ella.

Palabras clave

Al momento de indexar, el buscador extrae palabras clave de los documentos. Estas palabras clave en general son todas las palabras que tienen significado de por sí, principalmente sustantivos y verbos, por ejemplo, si la página dice: “Vendemos plantas de interior y exterior“, para el buscador las palabras clave son 4: “vendemos”, “plantas”, “interior”, “exterior”.

Un problema con estas palabras clave es que, sobre todo en los idiomas como el catalá, el castellano u otras lenguas romances, hay muchas palabras posibles para el mismo significado. Por ejemplo, ¿qué pasa si alguien busca “comprar planta para jardín“?. Podría ser que el sistema de búsqueda fuese capaz de entender que “planta” y “plantas” son relacionados, pero difícilmente va a encontrar automáticamente que “jardín” y “exterior” tienen un significado parecido en este contexto, o menos aún que a “comprar” se contrapone “vender”, que aún siendo antónimos en este contexto deberían corresponderse.

Entonces, podríamos plantear que la página pusiera “Vendemos para que usted puede comprar una planta o varias plantas de interior para dentro de la casa y de exterior para el jardín o terraza“; si bien en ocasiones esto es posible sin sonar demasiado artificial, hay un límite razonable de cuánto se puede estirar esta idea. Para ello, existe la posibilidad de indicar cuáles son las palabras clave de una página explícitamente.

Esto se hace con el tag <META>; hay dos elementos que se pueden poner con este tag: una descripción (que es usada por algunos sistemas de búsqueda al mostrar los resultados) y un conjunto de palabras clave (que se agregan a las que aparezcan en la página). Por ejemplo:

<META NAME="keywords"      CONTENT="Vender, comprar, plantas, árboles,               jardín, terraza, interior, exterior">
<META NAME="description" CONTENT="Catálogo de plantas">

La descripción deberían ser no más de 2-3 líneas (200 caracteres) y las palabras clave alrededor de 10-15, separadas por comas y evitando repeticiones. Nota que estas palabras pueden ser ignoradas por el sistema de búsqueda si son demasiado extensas.

También que es importante tratar de mantener un lenguaje neutral, no promocional, en las descripciones. Muchas veces esas descripciones son revisadas por una persona en el caso de los directorios de páginas, y “Fantástico catálogo de plantas a los mejores precios” no será aceptado por ningún editor y puede causar que el sitio entero sea rechazado si lo intentas incluir en un directorio de páginas, así que en el “description” hay que intentar ser neutral.

Finalmente, hay que asegurarse de que el título de la página es apropiado. La mayoría de los sitios simplemente repite el título de la portada en todas las páginas, y esto es muy contraproducente, porque es precisamente el título lo que aparece en los resultados de búsqueda, y una pieza fundamental de información para los buscadores. Hay que cuidar que todas las páginas del sitio tengan un título que describa bien el contenido de cada página.

Referencias

Los sistemas de búsqueda normalmente pre-ordenan las páginas de acuerdo a algún criterio de relevancia a priori, por ejemplo: casi siempre considerarán que una página que reciba más enlaces (desde buenos sitios) es intrínsicamente mejor que una que reciba menos enlaces.

Hay que conseguir que otras personas referencien a tu sitio, y ello no siempre es fácil. Un primer paso es dar de alta el sitio en los directorios de páginas que admiten envíos por parte de los usuarios: aquí es importante no usar lenguaje abiertamente promocional, y buscar la categoría apropiada para enviar el sitio. En el fondo, mientras más fácil se lo pongamos a los que mantienen el directorio, más pronto nuestro sitio será incluído.

Otra estrategia es intentar producir contenido original que atraiga enlaces desde, por ejemplo, Blogs, porque hemos escrito acerca de algo poco conocido o muy actual primero que otros. También el volumen del sitio cuenta, porque obviamente si tenemos una cobertura más amplia, con más páginas sobre más temas distintos, hay mayores posibilidades de ser encontrados.

También es lícito publicar en las discusiones relacionadas en blogs sobre el tema de tu sitio, enlaces recomendando el sitio, pero teniendo en cuenta que normalmente estos enlaces están marcados por los blogs, y no cuentan en el puntaje que asignan los sistemas de búsqueda, y que las comunidades de bloggers tienen una actitud bastante poco tolerante contra los que abusan de los blogs para promocionar su sitio sin proveer de ningún valor agregado. Es decir, si tienes una buena página que hable sobre el tema que se está discutiendo, bienvenida sea, pero si publicas mensajes indiscriminadamente, vas a terminar alejando a posibles visitantes.

Por último, no tiene nada de malo contactar a otros webmasters y proponerles intercambios de enlaces, intentando no sobrecargar tu sitio con enlaces, planteando bien las condiciones de reciprocidad, y escogiendo sitios que tengan audiencias similares.

Empresas de optimización para buscadores

Si alguna empresa de Search Engine Optimization (SEO) te ofrece posicionamiento garantizado en los primeros lugares de las máquinas de búsqueda, no les des tu dinero. Nadie te puede garantizar eso. Tampoco aceptes empresas que recurran a prácticas engañosas como link farms (sitios sin nada de contenido valioso, pero llenos de enlaces apuntando a tu sitio), porque puedes terminar siendo borrado de los índices por entrar en prácticas engañosas para las máquinas de búsqueda.

Buscadores

Lo que sí puede ofrecerte una empresa o una persona es revisar que el sitio sea recolectable, correr programas que revisen automáticamente los títulos, descripciones, enlaces, palabras clave; analizar las búsquedas que llevan a tu sitio por medio de los registros de visitas que llevan los servidores, y en el fondo asesorarte, pero nunca con promesas incumplibles.

Para resumir: la mejor estrategia es procurar en primer lugar que el contenido del sitio sea valioso, y a continuación revisar que esté de acuerdo a los estándares de codificación de forma que sea recolectable; después de estos primeros dos pasos, puedes aplicar alguna de las estrategias que hemos discutido hasta el momento para construir una audiencia sólida y obtener enlaces desde otros sitios.

Via: Tejedoresdelweb.com